Entrevista a Alejandro Marco de "Vinos Divertidos"

Entrevista a Alejandro Marco de "Vinos Divertidos"

· · · "Al final, se trata de disfrutar del vino..."

Cojón de Gato, Ojo de Liebre, Teta de Vaca... cuando escuchamos por primera vez estos nombres no sabíamos si eran vinos o era una broma. Pero con el tiempo descubirmos que no solo eran vinos, sino que era buenos vinos. En "Vinos Divertidos" han buscado la forma de crear este tipo de productos que además de ser agradables al gusto, esconden una historia personal que hoy nos descubre su jovencísimo Marketing Manager, Alejando Marco.

 

¿Cómo llegaste a dedicarte al mundo del vino profesionalmente?

El vino siempre ha estado presente en mi familia. Mi tío Toni elaboraba su propio vino “underground” en mi pueblo y nunca faltaba una botella en las largas sobremesas. Pero sin duda, mi padre es el máximo responsable. Desde que tengo memoria, ha trabajado en el mundo de las bebidas espirituosas, y desde el 2006, creó un proyecto llamado “Vinos Divertidos”, recuperando variedades raras o en peligro de extinción como el Cojón de Gato, Teta de Vaca o Moristel. Desde entonces, siempre le ayudaba los fines de semana a vender vino en alguna feria comarcal, a elegir los nombres de los vinos y sobre todo a diseñar las etiquetas, packaging, carteles, etc. Al ser una empresa familiar, siempre tocaba arrimar el hombro.

 

 

¿Cuál es la filosofía de trabajo en Vinos Divertidos en el día a día?

Se podría decir que la imaginación, alegría, espontaneidad y autosuperación son piezas fundamentales en nuestro puzzle. Nuestro principal objetivo es dar a conocer variedades raras y vinos curiosos a consumidores con ganas de experimentar, conocer y, sobre todo, disfrutar. Para ello, siempre estamos discurriendo nuevas maneras de sorprender, atraer salvia nueva al mundo del vino y transmitir alegría. Al final, se trata de disfrutar del vino, con buena compañía y buen humor. Con nuestra filosofía divertida e innovadora, tratamos de propiciar, entre otras cosas, cenas alegres entre amigos, anécdotas y el disfrute y conocimiento de esta cultura que es el vino.

 

¿Qué circunstancias se tienen que dar para conseguir el vino perfecto?

Desde Vinos Divertidos, siempre hemos pensado que el vino perfecto, el mejor, es el que más le gusta a cada uno. Por supuesto, una buena añada, los métodos de elaboración y el toque personal de cada enólogo son factores fundamentales. Sin embargo, el vino perfecto puede ser aquel que te hace esbozar una sonrisa en un día de bajón, te hace recordar aquella maravillosa cena con tus amigos o el que mojaba tus labios cuando te declararte a aquella persona especial. Creo que un vino perfecto requiere una situación perfecta para disfrutarlo.

 

¿Qué vino de los que has elaborado te ha hecho sentir más orgulloso?

Aunque el Cojón de Gato sea el más conocido, y esté muy orgulloso de todos mis vinos, me declaro profundo fan de Alfredico. Está elaborado con un magnífico tempranillo y la historia que esconde la etiqueta es muy divertida. Es la silueta de un famoso cineasta inglés (adivina, adivinanza), con boina y bebiendo a porrón. Con este tipo de vino, intentamos restar un poco de seriedad, tratando de acercar el vino a nuevas generaciones, ya que a veces el vino se asocia exclusivamente con situaciones formales o exclusivo de padres y abuelos. Por ejemplo, tengo 21 años, y la mayoría de mis amigos prefieren otro tipo de bebidas espirituosas. Desde Vinos Divertidos, queremos animar a las nuevas generaciones a disfrutar del vino y a preservar su cultura. Y qué nada mejor para ello que empezar con Alfredico, un vino de cine!

 

 

¿Siempre te acaban liando a ti para llevar el vino a las cenas?

Obviamente (risas)

 

¿Qué le recomiendas a los iniciados en el vino para que su afición siga creciendo?

Explorar, experimentar y compartir. Son las tres claves que, junto con una mente abierta y ganas de disfrutar, alimentan la afición sobre el vino.

 

Por último, ¿Nos puedes recomendar un buen maridaje con uno de tus vinos?

Ojo de Liebre maridado con pan untando en tomate, frotado en ajo y jamón como colofón. Un manjar de los dioses.

Acerca del autor
Javier del Campo Burgueño
Javi Del Campo Explorador del mundo del vino

Le apasiona el mundo del vino más allá de lo convencional. Buscar y encontrar las novedades más estravagantes sobre el vino y todo lo que le rodea le ocupa gran parte de su tiempo. Su radar friki vinícola siempre está activo.