Pyjama & Amor a quemarropa

Pyjama & Amor a quemarropa

· · · Combinación definitiva

Siempre nos dicen que maridemos vino con alimentos, se trata de mezclar y sublimar sabores, disfrutar más, así de fácil.

 

El que suscribe es muy de maridar y mezclarlo todo, con la sana intención de disfrutar todo lo que pueda, hedonista que es uno. Creo que el ciNe se presta con facilidad al maridaje, y no me refiero al combo de coca-cola y nachos que puedes comprar en el cine a un precio exorbitante.

 

Me gusta mucho ir al cine, desgraciadamente (o no) entre el precio y la falta de calidad entre tanta oferta comercial hace que casi todo lo que veo lo haga en mi casa o en casa de algún amigo. Esto facilita el asunto de los maridajes vino-cinéfilos. Os cuento el último.

 

 

Por un lado Pyjama, un vino de Nacho León, un enamorado del vino y de su elaboración, que hace unas pocas botellas en el Bierzo con uva Mencía procedente de viñas muy viejas plantadas en vaso y con todo el proceso de elaboración prácticamente manual y posterior crianza en barricas de 2º y 3er año. El resultado es un vino accesible, fresco y cercano. Nacido de sueños, imaginación y algo de locura, tal y como se puede leer en su propia web. Para mí uno de los mejores vinos que se hacen en la península y que he probado, con una capa oscura, como de thriller,  que anuncia esa potencia en nariz y en boca que muchos tanto agradecemos, mucha fruta y una madera limpia y equilibrada con esos toques tan finos y elegantes que da el roble francés, aromas y sabores que puedes encontrar y disfrutar tranquilamente y que si prestas atención encuentras y disfrutas, “caprice des dieux”.

 

Por otro, una película fresca y también llena de momentos de locura y amor como es  True Romance (Amor a Quemarropa), escrita por Quentin Tarantino cuando aún nadie sabía quién era, y con un reparto de lujo, desde el prota, Christian Slater pasando por Patricia Arquette, pero sobre todo con unos secundarios de lujo, entre los que podemos encontrar a un Dennis Hopper y a un Christopher Walken en estado de gracia, esa escena en la roulot XD!. Película en la que si quieres, puedes encontrar o no, a un Val Kilmer o a un Gary Oldman ocultos tras sus personajes, a un brutal y violento James Gandolfini (nos vemos en el Cielo…)  al joven Brad Pitt “puesto hasta arriba”, en un sinfín de escenas potentes, bien elaboradas y desarrolladas que nos brindan una peli para olvidarte y disfrutar.

 

 

Una peli potente, fresca, loca, divertida que fue de maravilla con la botella de Pyjama que nos bebimos. Que tanto la una como la otra nos hicieron disfrutar más de lo que lo habíamos hecho antes, éramos dos y ya conocíamos el vino y la película, pero esta vez nuestros sentidos estaban más atentos a los detalles y matices que mezclamos con un resultado casi perfecto, digo casi porque siempre tengo la intención de mejorar los momentos vividos pero con estos vinos me estoy poniendo la cosa… complicada. 

 

Salud!

Acerca del autor
Sergio Ventero
Sergio Ventero Amante Vinático

Sergio es un gran amante de todo tipo de vinos, consiguiendo darles no sólo un sentido gastronómico sino toda una experiencia sensorial completa.